En TF Interactiva sabemos lo importante que es estar siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías, por eso actualmente nuestro objetivo prioritario es desarrollar las mejores aplicaciones para smartphones y tablets.

Los tablets y smartphones están ganando terreno en el ámbito empresarial ya que gracias a su sencillez de uso y las baterías de larga duración se están convirtiendo en las herramientas ideales para cualquier tipo de trabajador y en cualquier ubicación.

Uno de nuestros últimos desarrollos y servicios que estamos ofreciendo a nuestros clientes es la posibilidad de desarrollar Apps corporativas de acceso restringido.

Esta funcionalidad permite que la propia aplicación o el administrador de sistemas sean los responsables de discriminar qué terminales son aptas para ejecutar la aplicación, para que así se sepa con total seguridad que solo las personas seleccionadas tienen acceso a nuestro software.

Estas soluciones permiten dar soporte a métodos de trabajo exclusivos y a comunicación interna, permite mejoras en lógica de negocio y agiliza los procesos de desarrollo de proyectos, así como estar conectados a las redes y bases de datos internas. Una posibilidad de este servicio es, por ejemplo, que los comerciales puedan monitorizar al instante su ubicación: el estado de su stock, el envío a la oficina central de los resultados de su última investigación de campo, la fidelización de los clientes y muchas otras tareas.

Este tipo de software puede distribuirse desde un portal web interno, lo que permite que todos los terminales puedan realizar una inmediata actualización OTA (Over The Air) desde cualquier lugar. De esta manera se proporciona una versatilidad tal que repercute en ahorro de costes de actualización asociados a desplazamientos o ahorro de tiempo no productivo por terminales desfasados. El control de la seguridad es muy avanzado, el administrador del sistema puede incluso limitar los recursos que pueden ser utilizados en los terminales.

Estos recursos pueden ser: suprimir la habilidad de instalar software adicional, ejecutar tan solo determinado software o las cuentas de correo que pueden ser consultadas, entre otros.